Diagnósticos

En este espacio encontrará información sobre los diagnósticos y enfermedades relacionadas con el corazón.

Consulte las siguientes enfermedades:

  • Arritmia Cardiaca
  • Fibrilación Auricular
  • Síncope o Desmayo
  • Síncope Vasovagal o Neurocardiogénico
  • Muerte Súbita

Funcionamiento Normal del Corazón

El corazón es un órgano muscular compuesto por cuatro cavidades. Las superiores se conocen con el nombre de aurículas y las inferiores son los ventrículos (derechos e izquierdos respectivamente). La aurícula y el ventrículo de cada lado están conectados a través de válvulas que regulan el flujo de sangre y permiten que el corazón cumpla con su función de bombear la sangre.

Sistema Eléctrico del corazón
El corazón cuenta con un sistema eléctrico, conocido como sistema específico de conducción, que regula y sincroniza los latidos cardiacos para que el corazón pueda bombear la sangre en forma eficiente.

En la parte alta de la aurícula derecha existe un grupo especializado de células conocido como nodo sinusal. El nodo sinusal tiene la responsabilidad de asumir el control eléctrico del corazón y por lo tanto es el marcapaso natural del corazón.

Frecuencia Cardíaca
Se conoce como frecuencia cardiaca al número de latidos que ocurren en un minuto. Se denomina ritmo cardiaco al intervalo o cadencia existente entre los latidos. En condiciones normales, un ritmo originado en el nodo sinusal será regular y tendrá una frecuencia entre 60 y 100 latidos por minuto y se le denomina ritmo sinusal. Cuando la frecuencia cardiaca es superior a 100 latidos por minuto se habla de una taquicardia sinusal; cuando la frecuencia es inferior a 60 latidos por minuto se dice que existe una bradicardia sinusal.

Latido Cardiaco
El impulso eléctrico originado en el nodo sinusal se propaga a las aurículas derecha e izquierda desencadenando su contracción. Una vez que las aurículas se han activado el impulso eléctrico alcanza otro grupo de células localizado en la parta baja de la aurícula derecha conocido como nodo auriculo-ventricular. Su nombre se debe a la posición que ocupa entre las aurículas y los ventrículos.

Posteriormente el estímulo eléctrico llega a un pequeño filamento que recibe el nombre de haz de His (en honor a su descubridor) y en condiciones normales es la única vía de comunicación eléctrica entre las aurículas y los ventrículos. El haz de His se divide en dos ramas, derecha e izquierda, que se encargan de conducir el impulso eléctrico al ventrículo respectivo.

Los ventrículos responden a la estimulación eléctrica produciendo una contracción mecánica. La secuencia de los eventos mecánicos antes descritos (contracción auricular y contracción ventricular) se denomina latido cardiaco.

Enfermedades

Arritmia Cardiaca

¿Qué es una arritmia cardiaca?

El término de arritmia cardiaca se emplea para designar cualquier anormalidad en la frecuencia o en el ritmo del corazón. Las arritmias cardiacas se pueden englobar en dos alteraciones principales: 1) la frecuencia cardiaca es muy rápida (taquicardia o taquiarritmia) o demasiado lenta (bradicardia o bradiarritmia), pudiendo los intervalos entre los latidos ser regulares o no, y 2) la propagación del impulso eléctrico se retarda o interrumpe en alguna región del corazón a lo que se denomina bloqueo. Si el retraso ocurre en el nodo auriculo-ventricular el evento resultante es un bloqueo auriculo-ventricular; si la interrupción sucede en una de las ramas que van a los ventrículos se trata de un bloqueo de rama.

¿Cuáles son los síntomas principales?
Algunas arritmias cardiacas son normales y no producen síntomas, sobre todo en niños y jóvenes. Las arritmias cardiacas pueden estar asociadas a enfermedades del corazón tales como el infarto de miocardio o la insuficiencia cardiaca, o pueden ser de origen congénito. Ocasionalmente las arritmias pueden ocurrir en personas que no tienen enfermedad cardiaca.

Los síntomas más comunes de las arritmias son palpitaciones, mareo, debilidad, falta de aire, síncope y dolor torácico. Algunas arritmias son graves y pueden conducir a la muerte. Si el impulso eléctrico se propaga con lentitud o si éste se detiene en alguna porción del corazón se produce un bloqueo.

¿Qué medidas se deben tomar?
La misión del médico es determinar el diagnóstico de la arritmia y si está o no asociada a una enfermedad cardiaca. Es común que el facultativo ordene una serie de estudios tales como electrocardiograma, monitoreo de Holter, prueba de esfuerzo, estudio electrofisiológico, ecocardiograma y otros que auxilien en el diagnóstico.

Una buena parte de los pacientes que presentan taquicardias pueden ser curados mediante un procedimiento llamado ablación con radiofrecuencia. Otras taquicardias se tratan con medicamentos antiarrítmicos. Cuando se trata de un bloqueo auriculoventricular generalmente se requiere la colocación de un marcapaso definitivo. Algunos pacientes con insuficiencia cardiaca, sobre todo los que tienen un bloqueo de la rama izquierda, se benefician de un tipo especial de marcapaso conocido como resincronizador. Finalmente, ciertos pacientes que padecen de taquicardias ventriculares pueden ser candidatos a la colocación de un desfibrilador automático implantable.

Fibrilación Auricular

¿Qué es la fibrilación auricular?

Es la arritmia cardiaca más común en la población general. Usualmente afecta a personas mayores con o sin una enfermedad cardiaca subyacente; aunque también se puede presentar en jóvenes y adultos con corazones estructuralmente normales e incluso en niños y familiares cercanos en aquellas formas de fibrilación auricular (F.A.) familiar, que es una herencia genética.

La F.A.
La F.A. es una taquiarritmia supraventricular (ocurre en las aurículas) y consisten en una contracción muy rápida de las aurículas debido a múltiples impulsos que se generan en el tejido auricular, los impulsos de contracción son muy rápidos, van entre 400 a 600 lpm, por lo cual la cavidad no puede tener una contracción mecánica efectiva ni adecuada, lo cual provoca que la sangre pase muy lentamente y en algunos sitios se acumule más que en otros, favoreciendo la formación de trombos.

Irregularidad en la frecuencia cardiaca y en la contracción de los ventrículos
Otro efecto característico de esta arritmia es la irregularidad en la frecuencia cardiaca y en la contracción de los ventrículos.

Los impulsos cardiacos se generan en el nodo sinusal, que está en las aurículas, y bajan a los ventrículos a través del nodo aurículo-ventricular (A-V) y el haz de His; cuando los impulsos auriculares son muy rápidos el nodo A-V no permiten que pasen a la misma velocidad, de manera que los va “filtrando” para que algunos pasen y otros no, si esto no ocurriera así, y los impulsos bajaran a los ventrículos a la misma frecuencia, entonces, los ventrículos no podrían contraerse de forma efectiva, por lo que no habría expulsión de sangre del corazón hacia el resto de los órganos del cuerpo y la persona moriría en cuestión de minutos. Debido que el nodo A-V permite que algunos latidos bajen y otros no, se produce la irregularidad en la frecuencia cardiaca de esta taquiarritmia, lo que da las manifestaciones clínicas de palpitaciones irregulares (TA – TA – TA – TATATATA – TA – TATA – TA). Aunque las aurículas tengan impulsos para latir a más de 400 lpm, los ventrículos no se van a contraer a más de 150 lpm, sin embargo la velocidad de contracción va a depender de la función del nodo A-V.

En algunas ocasiones se dan medicamentos para enlentecer la conducción en este nodo, con el objetivo de que los ventrículos latan a una frecuencia normal (entre 60 a 100 lpm), en otras ocasiones la función del nodo está muy deteriorada, por lo que los ventrículos laten tan lento que es necesario colocar un marcapaso externo para poder tener un ritmo cardiaco normal. La principal complicación que pueda tener la F.A. son procesos trombo-embólicos, esto es que pequeños trombos que se forman en la cavidad auricular, migren a diferentes partes del organismo, si los trombos se encuentran en la aurícula derecha,  van a migrar a los pulmones provocando pequeñas obstrucciones en las arterias pulmonares, que en general no van a dar síntomas; si se producen en la aurícula izquierda van a migrar a la circulación sistémica produciendo embolias cerebrales principalmente, aunque también pueden provocar embolias en las arterias renales, gástricas, o incluso en los brazos o piernas, siendo estas complicaciones muy aparatosas y evidentes.

¿Cuáles son los síntomas principales?
La fibrilación auricular puede ser permanente o presentarse en episodios que alternan con el ritmo sinusal normal. El paciente suele manifestar palpitaciones, debilidad, falta de aire e incapacidad para realizar un esfuerzo físico. En caso de una embolia cerebral los síntomas pueden ser de parálisis, pérdida de la sensibilidad de alguna extremidad o pérdida del sentido de la vista. Ocasionalmente la fibrilación auricular puede conducir a una falla cardiaca.

¿Qué medidas se deben tomar?
Una vez realizado el diagnóstico, el médico dictará el tratamiento correcto. Existen diversas alternativas para tratar a un paciente con fibrilación auricular. Una opción es el uso de medicamentos antiarrítmicos para controlar la arritmia. Otra opción es realizar una ablación con radiofrecuencia de la arritmia. Si la arritmia está produciendo una descompensación aguda del estado circulatorio se puede requerir una cardioversión eléctrica. Los pacientes con fibrilación auricular deben recibir algún tratamiento para evitar la formación de coágulos (aspirina o anticoagulante).

Descargue la guía para entender esta enfermedad común y su tratamiento
La fibrilación auricular es una enfermedad común relacionada con el envejecimiento que cambia la forma como se controla el ritmo cardíaco. Usualmente no es peligrosa por sí misma. Sin embargo, hay complicaciones potenciales asociadas con la enfermedad y es por esto que es muy importante buscar asesoramiento médico.

La buena noticia es que los avances en la medicina ofrecen opciones para el tratamiento efectivo de la fibrilación auricular. Su médico puede explicarle la cantidad de tratamientos que hay disponibles. Estas opciones le pueden ayudar para controlar sus síntomas de fibrilación auricular. Además, deberá hacer ajustes usuales a su estilo de vida para mejorar la condición de su corazón en general.

Descárguese aquí la guía con el siguiente contenido:

  • ¿Qué es fibrilación auricular?
  • ¿Cuáles son los síntomas?
  • ¿Qué causa la fibrilación auricular?
  • ¿Qué otros factores pueden ocasionar la fibrilación auricular?
  • ¿Hay distintos tipos de fibrilación auricular?
  • Las tres clasificaciones de la fibrilación auricular
  • ¿Qué tan común es la fibrilación auricular?
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados con la fibrilación auricular?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos cuando ocurre una fibrilación auricular?
  • ¿Qué opciones de tratamiento están disponibles para la fibrilación auricular?
  • ¿Qué medicamentos están disponibles para el tratamiento de la fibrilación auricular?
  • ¿Qué sucede si el medicamento no controla los síntomas?
  • ¿Qué sucede si el medicamento no es efectivo o si ocasiona efectos secundarios?
  • ¿Qué es ablación con catéter?
  • ¿Cómo trata esto la fibrilación auricular?

Síncope o Desmayo

¿Qué es el síncope?

Es una pérdida transitoria del conocimiento que ocurre cuando el cerebro deja de recibir oxígeno por unos segundos. La causa más común es debida a un descenso en la presión arterial y/o en la frecuencia cardiaca. Sin embargo, el síncope puede estar asociado a una enfermedad cardiaca, algunas veces significativa. Algunas arritmias cardiacas pueden manifestarse por un síncope.

¿Cuáles son los síntomas principales?
Antes de un desmayo suelen presentarse mareo, debilidad, visión borrosa, falta de aire, palpitaciones, palidez y sudoración. Algunos pacientes pueden tener movimientos involuntarios de su cuerpo que remedan una crisis convulsiva. Ocasionalmente el desmayo ocurre en forma intempestiva por lo que la persona puede sufrir un accidente.

¿Qué medidas se deben tomar?
Lo primero es guardar la calma. Se debe acostar al paciente boca arriba y levantar las piernas por arriba del resto del cuerpo. Asegurarse que la persona esté respirando y tenga pulso, con lo cual se comprueba que el paciente no está en un paro cardiaco. No apresurarse a incorporarlo. Una vez que el enfermo esté completamente consiente puede tomar algún líquido con azúcar y reposar en un sitio fresco y ventilado. Posteriormente debe consultar a su médico.

Síncope Vasovagal o Neurocardiogénico

¿Qué es el síncope vasovagal? El síncope vasovagal o neurocardiogénico es un tipo muy común de síncope, que en términos generales se considera benigno (excepto el síncope maligno que no produce pródromos) puesto que no hay anomalías estructurales en el corazón y va acompañado de síntomas previos (pródromos) que en la mayoría de los casos pueden servir para abortar el síncope.

¿Cómo se produce?
Se produce por una alteración en la regulación del tono de las arterias, de manera que cuando se necesita que tengan vasoconstricción para hacer llegar la sangre con suficiente presión al cerebro, no ocurre esto, por el contrario puede haber cierta vasodilatación por lo que súbitamente disminuye el flujo de sangre que llega al cerebro, y el organismo, como mecanismo de defensa produce el desmayo para que al adoptar la posición de decúbito (acostado) por gravedad se vuelva a irrigar el cerebro.

¿Con qué frecuencia puede ocurrir?
Este tipo de síncope puede ocurrir una sola vez en la vida, como en una boda, o pueden ocurrir eventos repetitivos durante un cierto periodo y luego desaparecer, o pueden ser esporádicos durante el transcurso de la vida de un individuo; es decir, la gama de manifestaciones es amplia, por lo que es importante individualizar cada caso, lo cual idealmente deberá ser realizado por un electrofisiólogo

¿Cual es el tratamiento?
El tratamiento común para todos los casos son las medidas generales, con aumento de la ingesta de agua y sodio, uso de medias elásticas, y algunos ejercicios de acondicionamiento. El tratamiento farmacológico usual incluye beta-bloqueadores, mineralocorticoides, e inhibidores de la recaptura de serotonina o ansiolíticos, sin embargo, este tratamiento deberá ser individualizado y en la mayor parte de los casos normado después de una prueba de inclinación

Muerte Súbita

¿Qué es la muerte súbita?

Es cuando una persona fallece en el plazo de una hora de haber iniciado sus síntomas. La muerte súbita puede ocurrir en personas previamente sanas o en pacientes que ya padecían alguna  enfermedad. La causa más común de la muerte súbita es un infarto agudo de miocardio. Sin embargo, el evento final generalmente obedece a una arritmia denominada fibrilación ventricular que produce un paro cardiaco. La fibrilación ventricular es mortal si no se trata en los primeros minutos.

¿Cuáles son los síntomas principales?
La persona puede manifestar dolor en el pecho, falta de aire, palpitaciones, palidez, sudoración y sensación de muerte inminente. Ocasionalmente la persona pierde súbitamente el conocimiento, como si se tratara de un síncope.

 

¿Qué medidas se deben tomar?
Se debe solicitar ayuda inmediatamente (a otras personas y a la ambulancia). Es necesario verificar que la persona no esté respirando y que no tenga pulso, con lo cual se confirma un estado de paro cardiaco. Se deben iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (compresiones torácicas y respiración boca a boca) hasta que llegue el personal capacitado para su manejo. Es conveniente no movilizar a la persona, a menos que esté en riesgo su integridad física por alguna causa. No obstante, es conveniente levantar las piernas por arriba del resto del cuerpo.

Algunos pacientes responden al propinar un golpe con el puño cerrado sobre el tórax en la región del corazón. El paciente que sobrevive a un paro cardiaco debe ser valorado escrupulosamente

Embolia Cerebral

¿Qué es la embolia cerebral?

Un coágulo puede formarse y desprenderse del corazón. El coágulo viaja por el torrente sanguíneo (émbolo), por lo que puede llegar a alojarse en una arteria del cerebro y bloquear el flujo de la sangre. La falta de oxígeno causa daños, destrucción o incluso muerte de los tejidos cerebrales.

¿Cuáles son los síntomas principales?
  • Debilidad de brazo o pierna del mismo lado.
  • Parálisis de la cara.
  • Dificultad para hablar.

 

 

Folleto de información al paciente
fa-someec-someth

 

Descargar folleto en pdf